domingo, 31 de enero de 2010

Niño prodigio

¡Jope con el niño! Sin haber cumplido aún cuatro años ya tocaba el piano. A los cuatro y medio, el violoncello. También toca la viola... y no, no es Wolfgang Amadeus Mozart, porque nació en 1999 en USA y se llama Marc Yu.



Ayer, mientras buscaba en el YouTube algo sobre el primer concierto para piano de Beethoven, me encontré con esta singularísima "performance". No sabía quién era, pero cuando leí por su página oficial quedé estupefacto. Me hace mucha gracia verle tocar el piano y usar la banqueta no para sentarse, sino para apoyarse, porque si no, no llega a los pedales.

El pianista chino Lang Lang afirma que está llamado a ser una súperestrella. Ya lo veremos, porque estos niños prodigio, si no se tiene mucho tacto con ellos, pueden acabar estrangulados por su propia fama. Pero por otra parte no dejo de preguntarme "¿qué tiene esta gente y el por qué salen estas mentes tan desarrolladas?"

Supongo que es un misterio, como tantos otros...

2 comentarios:

Los sueños vuelan dijo...

pero si toca igual que yo!!!!!!!!!!! jajajajaja

podi dijo...

Igualico, igualico que... yo.

Claro, que yo no tenía piano, pero si lo hubiera tenido...

podi-.